Saltar al contenido

9 consejos para superar la fobia a volar en avión

Última actualización el 8 julio, 2022

Hoy en día es perfectamente posible superar la fobia a volar en avión. Uno de los mayores problemas a la hora de eliminar este miedo es la desconfianza que la persona tiene a los pilotos. También puede ayudar mucho tener unas nociones básicas de cómo funciona un avión porque el desconocimiento puede hacer pensar a la persona cosas que no son. Es importante conocer la perspectiva de los pilotos y eso queremos enseñarte en este artículo.

Puedes superar el miedo a volar sin medicamentos 

La revista digital Woman’s Day entrevistó a varios pilotos de distintas aerolíneas para descubrir qué tienen que decir respecto a su trabajo diario en las alturas.

1. La turbulencia es molestosa, pero no es un riesgo a la seguridad

¿Eres de los que se agarra de su silla cada vez que el avión confronta turbulencias? De acuerdo a los pilotos entrevistados, esos fenómenos no deben causar preocupación. “Las turbulencias son la causa número 1 de preocupación en los viajeros ansiosos”, dijo Patrick Smith, un piloto con 21 años de experiencia y autor del sitio web askthepilot.com . “Nosotros los pilotos pensamos que es un asunto de incomodidad, no de riesgo”, añadió.

Tal parece que el miedo a las turbulencias se desprende de la creencia de que podrían hacerle daño a la estructura del avión. Pero lo cierto es que es imposible que eso suceda, según Smith, debido a que los aviones son sometidos a intensas pruebas de seguridad antes de darle el visto bueno para volar. En todo caso, las personas que han sufrido lesiones por turbulencias usualmente son por no tener el cinturón de seguridad abrochado.

2. Los riesgos del despegue son extremadamente bajos

Los pilotos entrevistados por Women’s Daily concordaron en que la parte más crítica de un vuelo es el despegue.     Sin embargo, los pilotos ensayan cómo reaccionar ante la posibilidad de que un motor falle en el despegue cada seis meses y reconocen que la posibilidad de que este tipo de problemas ocurra es muy escasa.

3. Los pilotos no necesariamente tienen más experiencia que los copilotos

Existe la creencia de que los copilotos son una especie de aprendices de los pilotos. No obstante, los copilotos tienen la misma preparación y destrezas que los capitanes de vuelo. La única diferencia es que el piloto está a cargo y tiene el rol de autoridad en un vuelo específico.

4. Los pilotos no trabajan con la misma tripulación todo el tiempo

Los pilotos pueden solicitar volar con un equipo específico cada mes, sin embargo, esos pedidos son atendidos por “seniority”. O sea que, la mayoría de los pilotos, copilotos y tripulación se conocen -como mucho- una semana antes del vuelo.

Y no importa cuán amigable pueda sonar la voz de un capitán durante el vuelo, en ciertas ocasiones, la atmósfera en la cabina se puede tornar algo tensa si el piloto y copiloto no logran establecer una buena relación. No obstante, la tripulación está adiestrada para seguir los protocolos estipulados en casos de emergencias y, en última instancia, el capitán es quien tiene la autoridad de decidir si no logran un consenso.

5. Una vez en el aire, los pilotos no siempre mantienen sus ojos en el horizonte

Después que la nave alcanza la altura deseada, no es necesario que los capitanes estén pendientes a lo que se ve a través de la ventana frontal. Además de comunicarse con la torre de control y monitorear la cabina, los pilotos pueden leer el periódico o jugar con acertijos y sopas de letras. De hecho, los pilotos entrevistados aseguran que hacer diferentes actividades los ayuda a mantenerse alertas durante el vuelo.

6. Como en cualquier otra carrera, los salarios de los pilotos varían

Puede que hayas escuchado rumores de que los pilotos tienen muy buenos salarios pero lo cierto es que, al igual que en cualquier otra profesión, los sueldos varían. Todo depende de los años de experiencia y para la compañía que cada piloto trabaje. El sueldo puede variar desde $15,000 hasta $300,000 anuales.

7. El piloto automático nunca podrá reemplazar a un piloto de carne y hueso

Si existe una idea falsa al momento de viajar es que el “piloto automático” se encarga de todo.

Las funcionalidades del “piloto automático” sirven de herramienta para los pilotos, sin embargo, no es tan sencillo como oprimir un botón de “volar”  y listo. Además, cada nave es distinta, razón por la cual los pilotos reciben múltiples adiestramientos que duran varias semanas para conocer cómo manejar cada avión.

8. A los pilotos y a la tripulación también les molestan los cambios de terminal 

Cada cambio de terminal requiere mucho más trabajo de parte de la aerolínea que de parte de los pasajeros. Desde asuntos técnicos, falta de combustible, traslado de equipaje, cambio de tripulación y muchas otras cosas están involucradas al momento de hacer ese tipo de cambios tan molestosos.

9. Sí, los pasajeros tienen que apagar sus celulares

Según uno de los pilotos entrevistados, los cambios de terminal pueden deberse a múltiples factores tales como retrasos en vuelos, necesidad de inspeccionar o darle mantenimiento a alguna nave, etc.

Aunque es poco probable que la señal de un teléfono celular interfiera con el equipo de un avión y la transmisión de datos, es mejor prevenir. Mientras dure el vuelo, es importante que el celular esté apagado.

¿Quieres superar la fobia a volar en avión y todavía no lo has conseguido? Estos consejos que has leido pueden ser útiles pero normalmente se necesita un tratamiento con estrategias psicológicas avanzadas. Estamos buscando la mejor información sobre cómo superar esta fobia, si realmente tienes interés en hacer lo que haga falta para curarte, escríbenos a equipo@todosobrelaansiedad.com para dejarnos tu email y te enviaremos información valiosa específica para tu problema.