Saltar al contenido

Actriz famosa usa la comedia como tratamiento para controlar los ataques de pánico

Última actualización el 24 octubre, 2019

Emma Stone vivió un problema de ataques de pánico. Puede que la hayas visto en películas de acción como «Spiderman» o «ZombieLand» y ni se te haya pasado por la cabeza. Los papeles que hace son de típica «chica segura de sí misma». A pesar de lo confiada que aparece en cámara, Emma Stone tuvo que usar la actuación y la comedia como tratamiento para controlar los ataques de pánico.

Así como Emily Blunt terminó en el mundo de la actuación como parte de una terapia para manejar su tartamudez, Emma Stone se involucró en la interpretación para controlar los ataques de pánico que experimentó a temprana edad.

“Realmente me quedaba paralizada. No quería ir a las casas de mis amigos o ir a la casa de alguien más… Fue algo bastante duro, pero nadie podía entenderlo.  Estar sobre los escenarios y complementarlo con la terapia fue algo que me ayudó, pues sentí que mi vida tenía un motivo: hacer reír a las personas. La comedia fue mi salvación, mi deporte y me permitió hacerle frente a mi miedo”, precisó Emma Stone en la edición de julio de la revista Vogue.

¿Te has planteado hacer lo mismo y usar el teatro o la comedia como tratamiento para controlar los ataques de pánico? Puede ser una opción positiva para aprender a reirte de tus miedos y trascender ese «miedo al MIEDO». Además, está comprobado que una buena carcajada de risa tiene los mismos efectos que un ansiolítico porque en ese momento estás liberando betaendorfinas. Piensa en la última vez que tuviste una carcajada de risa. Cierra los ojos y recuérdalo vívamente. Mira lo que mirabas en ese momento, escucha lo que escuchabas y siente lo que sentias. Puede que no te produzca una nueva carcajada pero la sonrisa que te produce ese recuerdo ya puede ayudarte a controlar la ansiedad. Busca la risa, todo está en tu mente, ya lo sabes 😉