Saltar al contenido

Tratamiento para la ansiedad y la agorafobia

Última actualización el 24 octubre, 2019

Dentro de los tratamientos para la ansiedad y la agorafobia se encuentran las  terapias cognitivo-conductuales (TCC) y los tratamientos combinados son procedimientos eficaces para el tratamiento para la ansiedad y la agorafobia. Investigaciones recientes sugieren que la agorafobia puede ser abordada también con procedimientos como terapia de exposición a realidad virtual (TERV) los escenarios fóbicos. En el artículo que les presentamos a continuación encontrarán toda la información al respecto.

Metodología. Veintisiete pacientes con agorafobia fueron distribuidos en dos grupos de psicofármacos (paroxetina y venlafaxina) y en dos procedimientos cognitivo-conductuales (con o sin exposición a TERV). Se utilizaron siete escenarios virtuales.

Resultados. Se observan mejorías clínicamente significativas en todos los grupos experimentales. Respecto a los psicofármacos (paroxetina y venlafaxina), ambos mejoran
significativamente la sintomatología, y en lo que a las TCC se refiere, los pacientes tratados con TERV parecen beneficiarse en mayor medida, especialmente los crónicos.

Conclusiones. Los tratamientos combinados para la agorafobia, incluyendo paroxetina, venlafaxina y técnicas cognitivo-conductuales (con o sin TERV), parecen mostrar beneficios clínicos. Las TERV parecen ser un posible tratamiento eficaz para la agorafobia, especialmente para los pacientes con agorafobia crónica.

Diseño y procedimiento. Se utilizó un diseño mixto 2 × 2 con dos psicofármacos (paroxetina, ISRS, y venlafaxina, IRSN) y dos tratamientos psicológicos (TCC y TERV). En función del tipo de psicofármaco, la muestra quedó constituida por 12 pacientes en tratamiento con ISRS (dosis media grupal de 26,66 mg/día) y 15 casos en tratamiento con IRSN (dosis media grupal de 91,07 mg/día), e iniciaban la psicoterapia tras 4-6 semanas de instaurado el tratamiento. Por otra parte, y atendiendo al tipo de tratamiento psicológico, de los 27 participantes, 18 pertenecían al grupo de tratamiento con TERV y 9 al de tratamiento con TCC. Esta desigualdad inicial en la distribución de los grupos se justifica por los abandonos, ya que el programa informático asignaba los PA a los diferentes grupos en la fase inicial.

El abordaje terapéutico del tratamiento para la ansiedad y  la agorafobia está hoy día bien establecido tanto con psicofármacos como con terapias psicológicas. Sin embargo, todavía persisten algunos
problemas, entre los que cabe señalar el alto nivel de abandonos terapéuticos, las recidivas, acompañados por los efectos secundarios de algunos fármacos y la dificultad que tienen los PA crónicos para someterse a una terapia de exposición a estímulos fóbicos.

¿Padeces agorafobia? Comparte tus experiencias con nosotros en facebook y twitter.