Saltar al contenido

Alternativas en el tratamiento de la ansiedad con agorafobia

Última actualización el 24 octubre, 2019

El trastorno de ansiedad trae aparejados, de forma muy habitual, otro tipo de padecimientos que se le encuentran íntimamente relacionados. Ya hemos conocido los TOC, los ataque de pánico y las fobias en general. Entre éstas últimas se ubica un trastorno muy habitual denominado agorafobia (o el temor desmedido a los lugares públicos y sus implicancias). En la presente entrega, profundizaremos en el tratamiento de la ansiedad con agorafobia.

La meta del tratamiento es ayudar a la persona phobic a funcionar con eficacia. El éxito del tratamiento depende generalmente de la severidad de la phobia.

El tratamiento temprano de las ayudas de la ansiedad evita la escalada de síntomas en comportamiento agoraphobic. La agorafobia es responsiva al tratamiento terapéutico y médico. La parte más difícil del tratamiento para la agorafobia está manteniendo citas regulares del tratamiento. La gente que sufre con agorafobia tiene a menudo dificultad el conseguir a la oficina de un psicólogo, y cancela con frecuencia citas debido a sus miedos. Esto se debe tratar como parte del tratamiento.

  • La desensibilización sistemática es una técnica usada para tratar phobias. Piden relajar, después imagina la persona las cosas que causan la ansiedad, trabajando del lo más menos posible temeroso al más temeroso. La exposición de la vida real calificada también se ha utilizado con éxito para ayudar a poblar supera sus miedos.
  • Educación paciente – los pacientes necesitan entender su condición y recibir reaseguro que “no van locos” y que su condición puede ser manejada. Porque pudieron haber recibido una cierta explicación que sus síntomas son causados por una enfermedad médica, necesitan ser educados sobre agorafobia.
  • La exposición con la prevención de la respuesta es una terapia de comportamiento muy eficaz para la gente con agorafobia. En este tratamiento, exponen a una situación que cause ansiedad o pánico y después (2) aprende al paciente (1) “montar hacia fuera” la señal de socorro hasta la ansiedad o atacar pasos. La duración de la exposición aumenta gradualmente con cada sesión. Este tratamiento trabaja lo más mejor posible si el paciente no está tomando los tranquilizantes porque los tranquilizantes pueden prevenir la experiencia de la ansiedad.

En particular, este tratamiento para la ansiedad con agorafobia, ha cosechado excelentes resultados: más del 70% de los pacientes que terminaron lo han finalizado, se han recuperado (y aún se recuperan) progresivamente. De más está decir que el compromiso y voluntad del tratado más la profesionalidad del especialista son factores determinantes en el resultado final. Concientiza a tus amistades en Facebook posteando este artículo. Recuerda que nadie está exento de padecer estos males pero siempre tienen solución.