Saltar al contenido

Contraindicaciones del Orfidal

Última actualización el 24 octubre, 2019

Si uno va a tomar la decisión de tomar Orfidal (lorazepam) para cortar tu ansiedad a corto plazo, debes tener en cuenta tanto los efectos secundarios como las contraindicaciones del Orfidal.

Los ancianos y pacientes con insuficiencia renal y/o hepática, pueden responder a dosis menores,
siendo suficiente la mitad de la dosis de adultos.
4.3 Contraindicaciones
• Hipersensibilidad a lorazepam o a otros componentes de la especialidad
• Hipersensibilidad a las benzodiazepinas
• Miastenia gravis
• Insuficiencia respiratoria severa
• Síndrome de apnea del sueño
• Insuficiencia hepática severa
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
Tolerancia
Después de un uso continuado durante algunas semanas, puede detectarse un cierto grado de
pérdida de eficacia con respecto a los efectos hipnóticos.
Dependencia
El tratamiento con benzodiazepinas puede provocar el desarrollo de dependencia física y
psíquica. El riesgo de dependencia se incrementa con la dosis y duración de tratamiento y es
también mayor en pacientes con antecedentes de consumo de drogas de abuso o alcohol.
Una vez que se ha desarrollado la dependencia física, la finalización brusca del tratamiento
puede acompañarse de síntomas de retirada, tales como cefaleas, dolores musculares,
ansiedad acusada, tensión, intranquilidad, confusión e irritabilidad. En los casos graves, se
han descrito los siguientes síntomas: despersonalización, hiperacusia, hormigueo y calambres
en las extremidades, intolerancia a la luz, sonidos y contacto físico, alucinaciones o
convulsiones.
Insomnio de rebote y ansiedad: se ha descrito un síndrome de carácter transitorio tras la
retirada del tratamiento, caracterizado por la reaparición de los síntomas- aunque más
acentuados- que dieron lugar a la instauración del mismo. Se puede acompañar por otras
reacciones tales como cambios en el humor, ansiedad o trastornos del sueño e intranquilidad.
Ya que la probabilidad de aparición de un fenómeno de retirada/rebote es mayor después de
finalizar el tratamiento bruscamente, se recomienda disminuir la dosis de forma gradual hasta
su supresión definitiva.
Duración del tratamiento
La duración del tratamiento debe ser la más corta posible (ver Posología), pero no debe
exceder las 8-12 semanas incluyendo el tiempo necesario para proceder a la retirada gradual
de la medicación.
Nunca debe prolongarse el tratamiento sin una reevaluación de la situación del paciente.
Puede ser útil informar al paciente al comienzo del tratamiento de que éste es de duración
limitada y explicarle de forma precisa cómo disminuir la dosis progresivamente. Además es
importante que el paciente sea consciente de la posibilidad de aparición de un fenómeno de
rebote, lo que disminuirá su ansiedad ante los síntomas que pueden aparecer al suprimir la
medicación.

El Orfidal sirve para calmar las crisis de ansiedad a corto plazo, pero no representa un buen tratamiento a largo plazo para el Trastorno de Ansiedad Generalizado. Por eso, se debe consultar a un médico sobre todas las contraindicaciones del Orfidal y lo mal que le puede llegar a hacer a uno si lo toma durante mucho tiempo o en excesivas cantidades.