Saltar al contenido

Depresión materna: consecuencias en sus bebés

Última actualización el 24 octubre, 2019

Existen varios factores que probablemente contribuyen a las alteraciones del sueño en los bebés. Uno de ellos, identificado desde siempre, es la depresión materna. Ahora, un nuevo estudio que se publica en Child Development, ha encontrado que las madres con más síntomas de depresión pueden ser un desencadenante de las alteraciones del sueño que pueden sufrir sus bebés.

 

Según la investigación, los hijos de madres con mayores síntomas de depresión tendían a tener un sueño más alterado. Lo más probable, dicen los expertos, es que las madres y su comportamiento influyen sobre el sueño infantil. Los autores sugieren que aquellas madres que se preocupan excesivamente por el bienestar de sus hijos durante la noche «pueden responder a los sonidos infantiles que no necesariamente requieren una respuesta o trasladar a sus bebés en su cama para aliviar sus propias inquietudes sobre si sus hijos tienen hambre, sed, etc. Estas madres -destacan- también pueden buscar a sus hijos durante la noche para su propio bienestar emocional».

«Este estudio proporciona información detallada acerca de los efectos de la depresión materna en la crianza de los hijos durante la noche, y cómo como afecta al sueño infantil», explica Douglas M. Teti, de la Universidad Estatal de Pensilvania (EE.UU.), autor principal del estudio.

Los investigadores estudiaron a 45 mujeres y sus bebés, con edades comprendidas entre 1 y 24 meses. Se recabó información sobre las madres y sus síntomas de depresión; se les preguntó acerca de sus sentimientos acerca del sueño de sus bebés, y se grabó en vídeo el comportamiento de las madres con sus bebés durante una noche.

 

Los problemas del sueño suelen prolongarse más allá de la primera infancia y pueden tener un efecto negativo sobre diversos aspectos del desarrollo, incluyendo el funcionamiento emocional, conductual y académico. Es importante recurrir a un profesional y recordar que la maternidad suele ser estresante durante los primeros años, por lo que un padecimiento de depresión materna magnificaría los niveles de estrés, provocando problemas de insomnio en los bebés y extremo agotamiento en las madres.

Comparte tus inquietudes con nosotros en facebook y twitter.