Saltar al contenido

La ansiedad provoca disfunción sexual

Última actualización el 8 julio, 2022

La actividad sexual es una parte fundamental en las relaciones de pareja, pues representa la cercanía y confianza que puedan tener entre sí, sin embargo, este momento puede generar estrés e incluso un ataque de ansiedad.
Estas crisis sobrevienen principalmente por experiencias anteriores que no resultaron ser tan satisfactorias, incluso en algunos casos pudieron haber sido traumáticas, lo que puede generar además un bajo rendimiento y por ende una magra satisfacción.
Hay casos más severos en los que la ansiedad puede impedir la vida sexual de una persona, por lo que es necesario que se acuda a un especialista que trate a fondo el problema para que le ayude a recobrar la confianza en sí mismo y pueda disfrutar a plenitud de su sexualidad.

El comienzo del miedo

Una de las principales causas de los ataques de ansiedad es el miedo, pues las crisis sobrevienen después de un hecho traumático, sobre todo en el caso de las mujeres se asocia a la “primera vez”, que en caso de que haya desinformación puede pensarse que es dolorosa y aunada a al miedo, puede sobrevenir un ataque de ansiedad.
La preocupación por un posible fracaso también puede generar angustia, pues uno de los miembros llega a pensar si su desempeño fue el adecuado y si cumplió las expectativas del otro, si en verdad le dio placer o si lo compara con alguien más.
La influencia cultural es decisiva en este asunto, ya que las culturas occidentales son muy reservadas en cuento al sexo y la información es poca, en el caso de las mujeres, en muchos países son criadas bajo el estigma de que la actividad sexual sólo tiene el fin reproductivo, por lo que no se debe experimentar placer, todos estos pensamientos negativos pueden llevar a cualquiera de los dos a sufrir de un ataque de ansiedad en especial cuando se tiene la antesala de la relación.
El temor a un embarazo no deseado también puede ser un factor que desencadene una crisis de ansiedad, lo que impide que la relación se disfrute.

Recuperar la confianza

Como en cualquier ataque de ansiedad, lo recomendable es eliminar los pensamientos negativos y retomar la confianza, pues la seguridad en nosotros mismos es elemental para desterrar cualquier crisis. En el caso de las relaciones sexuales, no debemos olvidar que la finalidad es disfrutar ese momento con la pareja, por ello tomarse un respiro para relajarse y dejarse llevar por el momento es el mejor remedio.