Saltar al contenido

La Batalla Entre Los 4 Tratamientos Para La Ansiedad Más Conocidos (y El Gran Error)

Última actualización el 24 octubre, 2019

Escrito por: Rocío Lacasa

Si eres como la mayoría de personas con ansiedad, te habrás preguntado dos cosas:

1. ¿Por qué aparece la ansiedad?

2. ¿Cómo curar la ansiedad para siempre?

Lo más probable es que encuentres diferentes teorías ahí fuera. Te dan alguna explicación lógica, pero en realidad, lo único que hacen es crearte más dudas. Y más ansiedad…

En este artículo te voy a mostrar la única explicación válida para entender la ansiedad. Cuando la entiendes, sabes cómo eliminarla.

Desde hace siglos, pensadores y científicos de todo el mundo se han hecho la misma pregunta…

… ¿Cómo se cura la ansiedad?

Es curioso. La ansiedad es uno de los mecanismos más analizados y tratados de la historia y todavía hoy no somos capaces de llegar a un acuerdo.

Todos o casi todos hemos vivido momentos de ansiedad. Todos o casi todos nuestros antepasados vivieron momentos de ansiedad. Los síntomas de ansiedad están presentes desde hace miles de años.

Ya en el siglo IV a.C., filósofos como Aristóteles o Platón se preguntaban qué era y cómo tratarla.

Diferentes autores defendían diferentes perspectivas.

Unos creían que la ansiedad era síntoma del mal funcionamiento de los órganos, mientras que otros lo veían como un problema de moral.

Parece que ahí empezaba un debate que sigue abierto hoy en día.

A pesar de llevar siglos investigando, no hemos podido llegar a un acuerdo generalizado acerca de cómo entender y tratar la ansiedad.

Actualmente se usan distintas enfoques para entender y tratar la ansiedad:

  • La Ansiedad como Enfermedad: los autores que defienden esta persepctiva se centran en los mecanismos biológicos y los componentes genéticos de la ansiedad. La ansiedad aparece porque la persona tiene un desequilibrio químico. Y la química se trata con química. Creen que la solución está en la medicación.
  • La Ansiedad como Respuesta Aprendida: se valora la ansiedad como una respuesta condicionada. Temes algo porque has aprendido a temerlo. Tras una experiencia de miedo, empiezas a tener síntomas de ansiedad ante determinadas situaciones. Para eliminarlos, tienes que desaprender lo aprendido, y controlar tus pensamientos, emociones y conductas.
  • La Ansiedad como Señal de Traumas: la ansiedad surge porque la persona tiene conflictos internos inconscientes. Los síntomas son como la «punta del iceberg», y debajo hay toda una serie de pensamientos y emociones reprimidas. La curación sólo llega cuando tomas conciencia de lo que hay debajo de los síntomas. Hay que sacar a flote los conflictos reprimidos.
  • La Ansiedad como Angustia Existencial : la ansiedad es un mecanismo de defensa para protegernos de las amenazas a nuestra seguridad, a nuestra identidad. Hay que reflexionar sobre conceptos como la muerte o nuestra vulnerabilidad como humanos. Todo surge por problemas existenciales, es un enfoque más filosófico, con títulos como “Más Platón y Menos Prozac”.

En otras clasificaciones, se habla del dominio de unos aspectos del funcionamiento humano por encima de otros.

Se hacen la siguiente pregunta:

¿Qué domina en nosotros, el cuerpo, la emoción o la razón? Y no llegan a una conclusión.

Para algunos, si cambias tu fisiología y tu comportamiento, lo demás irá cambiando después. Sus detractores opinan que cambiando tus estados emocionales, todo lo demás cambiará. Y el último grupo cree que cuando cambias tus procesos mentales, cambian tus emociones, tu fisiología y tu comportamiento.

Otro debate abierto…

Pero, ¿qué tienen en común estas formas de clasificar la ansiedad?

Que todas ellas son REDUCCIONISTAS.

Parece que se olvidan de lo más importante.

El ser humano es un sistema integrado de partes (física, mental, emocional y espiritual) y todas esas partes son necesarias para entender y tratar la ansiedad. Somos un cuerpo, una mente y un espíritu.

¿Cómo algo tan elemental como eso puede ignorarse?

¿Por qué no unir todas las teorías, creando un concepto más amplio y completo de lo que somos y de lo que nos pasa?

Parece que hemos complicado lo sencillo y hemos simplificado lo que es más complicado.

¿Qué es lo sencillo de la ansiedad?

Que es una respuesta física, mental, emocional y espiritual, que forma parte de nuestra naturaleza. Su tratamiento, por lo tanto, tiene que ser físico, mental, emocional y espiritual. Ni más ni menos.

¿Qué es lo complicado?

Que hay demasiados intereses de por medio. La industria farmaceútica, las aseguradoras, las clínicas especializadas, los editores… Quizás no les sea rentable ofrecer el único tratamiento completo de la ansiedad.

Es frustrante saber que algo que crea tanto dolor y sufrimiento, sea tan beneficioso para algunos.

Parece que se olvidan de que están tratando a personas, con distintas historias, creencias y circunstancias, y no a “sujetos” o “compradores”.

Puedes pensar que yo como psicóloga también saco provecho del malestar de otros. La realidad es que el beneficio que obtengo es poder seguir ayudándoles.

Cuando tu único interés es ayudar a las personas a salir de su sufrimiento, buscas el camino más corto y más rápido para ello.

He ayudado a muchas personas a controlar y eliminar la ansiedad. Y con todas ellas, hemos tratado la ansiedad desde lo físico, lo mental, lo emocional, lo conductual y lo espiritual.

Esa es la única manera de conseguir resultados definitivos.

Si vienes a mi consulta, primero quiero que entiendas. Que entiendas, con distintas explicaciones, lo que estás viviendo. Aprenderás las técnicas más efectivas para conseguir resultados tangibles y veremos qué pasos tienes que dar para integrarlo en tu vida para siempre.

Si estás buscando un tratamiento para la ansiedad, asegúrate de que el profesional te ofrezca eso mismo. Tiene que integrar las distintas perspectivas de las que hemos hablado en este artículo.

Para saberlo, puedes preguntarle cosas como:

  • ¿Qué es para ti la ansiedad?
  • ¿Por qué crees que tengo ansiedad? 
  • ¿Cómo crees que puedo eliminar mi ansiedad?

Observa qué te responde. Sólo podrás confiar en él si interpreta la ansiedad desde distintos puntos de vista.

El profesional adecuado es el que te valora como lo que eres: un conjunto de partes (física, mental y espiritual) en constante relación. Si deja fuera una de ellas, te estarás alejando de tu recuperación.

¿Tienes problemas de ansiedad y estrés?

  • Existe un método sin medicamentos, totalmente natural.
  • Miles de personas con ansiedad lo han usado con éxito.
  • Un sistema que te permitirá superar la ansiedad usando tu propia mente.

Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

  • Un estudio del ECNP aportó importante información sobre la Ansiedad y los medicamentos
  • La auriculoterapia como Tratamiento para la ansiedad
  • Trastorno de ansiedad por separación, los casos de ruptura de parejas
  • Cómo dominar las crisis de ansiedad
  • ¿Cuáles son los Síntomas de la ansiedad infantil?
  • Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies