Saltar al contenido

La fisioterapia en el tratamiento para la ansiedad

Última actualización el 24 octubre, 2019

La fisioterapia como disciplina de rehabilitación está extensamente difundida en países como Australia o Canadá; sin embargo en continentes como el europeo o el sudamericano, se encuentra casi en el desconocimiento pleno. Un tratamiento para la ansiedad con fisioterapia incluye  evaluación y  clasificación de los pacientes según sus síntomas y dolencias determinados. Hoy veremos un poco más acerca de esta interesante disciplina poco popular pero no por eso menos efectiva.

La evidencia indica que el entrenamiento con ejercicios y el aumento de la actividad física lleva a la reducción de la depresión y la ansiedad, así como a la mejoría de la función física y cognitiva, y a facilitar los cambios de conductas de estilos de vida. Los tratamientos de fisioterapia mediante realización de ejercicio físico adaptado mejoran la calidad de vida de la población anciana en general, y repercuten en los aspectos relacionados con la salud y el bienestar.

En personas mayores, la realización de ejercicio físico se asocia con menor declive cognitivo, incluso cuando los mayores son dependientes para realizar las actividades de vida diaria y están institucionalizados.

Con pacientes con alzhéimer también hay evidencia de que el tratamiento con ejercicios, aumenta la ejecución de las actividades de vida diaria, y disminuye la agitación y las conductas depresivas.

El ejercicio físico mejora la fuerza y resistencia muscular, la flexibilidad, regula aspectos relacionados con problemas nutricionales como puede ser la falta de apetito, controla el peso, facilita conductas y sensaciones positivas en la persona, contribuyendo por ejemplo, a superar actitudes depresivas, y mejora el sistema cardiovascular y favorece la circulación sanguínea cerebral.

Todos los beneficios que el ejercicio físico aporta a las personas de edad avanzada, tienen especial incidencia en las personas con Alzheimer, incluso como factor protector. En este sentido, se ha publicado recientemente un estudio efectuado en Canadá con 4.615 personas mayores de 65 años y seguimiento de cinco años, que muestra como la realización de actividad física se asocia con menor riesgo de deterioro cognitivo, de Enfermedad de Alzheimer y de otras demencias.

En cuanto al mecanismo por el que el ejercicio físico mejora la cognición en personas mayores con riesgo de demencia todavía se desconocen. Respecto al tratamiento, un programa fisioterapéutico con ejercicios aeróbicos, de equilibrio, estiramiento y flexibilidad, mejora tanto la salud y función física, como la depresión en personas con alzhéimer. Así mismo, debido a que las dificultades de movilidad pueden ocasionar caídas y fracturas, un factor preventivo de las mismas es la realización de ejercicio físico adaptado, con ejercicios diseñados para mejorar las funciones motrices del paciente.

El tratamiento para la ansiedad con fisioterapia incluye: actividad física variada, reeducación postural, técnicas de relajación, estimulación basal, ergonomía, ejercicios de equilibrio y manejo del movimiento  entre otras. Sin dudas, es una excelente alternativa para el manejo y equilibrio de la ansiedad y otros trastornos. Comparte este artículo con tus amistades en Facebook.

¿Tienes problemas de ansiedad y estrés?

  • Existe un método sin medicamentos, totalmente natural.
  • Miles de personas con ansiedad lo han usado con éxito.
  • Un sistema que te permitirá superar la ansiedad usando tu propia mente.

Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

  • Efectivo tratamiento para combatir la ansiedad cognitiva
  • Tratamientos saludables para el estrés
  • Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies