Saltar al contenido

Las benzodiacepinas generan abstinencia

Última actualización el 24 octubre, 2019

La abstinencia de benzodiacepinas es producto de de la dependencia de las mismas, ya que el paciente se hace adicto a ellas muchas veces por temor a dejarlas y que le vuelvan los síntomas por los que le fueron prescritas, y otras simplemente porque el efecto de sedación no es el mismo que al comienzo y deben ingerir mayores dosis para lograrlo.

Benzodiacepinas abstinencia

Sindrome de abstinencia de las benzodiazepinas

Este puede aparecer tras un periodo prolongado de uso ó abuso de benzodiazepinas. De hecho después de 1 mes de consumo incluso a dosis terapeúticas se han descrito síndromes de abstinencia.

El síndrome de abstinencia a las benzodiazepinas puede presentar la siguiente sintomatología en mayor ó menor intensidad: Gran ansiedad, agitación, irritabilidad, insomnio y pérdida del apetito, agresividad, mareos, nauseas, vómitos, angustia, confusión, convulsiones, elevación de la temperatura corporal, muerte. Hay que decir que el síndrome de abstinencia de las benzodiazepinas al igual que el provocado por alcohol, pueden producir la muerte del individuo. Estos signos suelen aparecer a entre el primer día y la semana de dejar el fármaco. Hay que hacer mención que no siempre aparece abstinencia. En determinadas personas no aparece y en otras aparece lo que llamamos síntodespués mas de rebote, es decir, reaparecen los síntomas que tenía antes y para los cuales le fueron prescritas las benzodiazepinas. La aparición ó no del síndrome de abstinencia no depende siempre de la dosis, ni del individuo ni del tiempo, pero si que esos factores son factores de riesgo de desencadenarlo.

Tratamiento y deshabituación de la dependencia a las benzodiazepinas

En general antes de retirar una benzodiazepina, se debe evaluar al paciente e informarle de la situación. En general para evitar la aparición del síndrome de abstinencia se recomienda retirar la benzodiazepina en cuestión de forma muy lenta y supervisando los efectos de la retirada. Una forma de hacerlo, es retirar de golpe la mitad de la dosis que estaba tomando. La segunda mitad se retirará más lentamente en uno o dos meses y el resto durante más tiempo. En función de la supervisión y valoración, acortaremos o alargaremos estos plazos. En pacientes ó personas que abusan de benzodiazepinas de vida media corta (duran menos tiempo en el organismo por lo que deben hacerse más tomas al dia, se les cambiará esta benzodiazepina por un de vida media más larga. Una vez estabilizado se procederá a retirar esta de un modo progresivo como el descrito. También se utilizan otros fármacos (eutimizantes y antiepilépticos, solos ó asociados con dosis bajas de benzodiazepina.

Conclusión a tener en cuenta para la deshabituación

Debe vigilarse la prescripción sin control de las benzodiazepinas. No debemos automedicarnos con estos fármacos. Si decidimosetirarlos, debemos hacerlo siempre bajo control médico.

Un factor importante que influye en el síndrome de abstinencia de benzodiacepinas es también la automedicación, por eso hay que tener cuidado con el consumo de las mismas si no están bajo un control médico.