Saltar al contenido

Los riesgos de la medicación en los casos de ansiedad

Última actualización el 7 julio, 2022

Existen diversos tipos de tratamientos contra la ansiedad, algunos de ellos contemplan la medicación, sin embargo el paciente no suele recibir toda la información al respecto, pues la industria farmacéutica no proporciona todos los datos que arrojan las investigaciones previas al lanzamiento de los medicamentos al mercado.

Todos los cuerpos son diferentes y reciben las sustancias químicas de forma distinta, es por ello que cualquier medicamento puede causar efectos secundarios o reacciones colaterales que pueden no ayudar en el tratamiento.

Las desventajas del tratamiento con psicofármacos

La ansiedad es un padecimiento que suele aparecer con mayor frecuencia durante la adolescencia, aunque también hay casos en infantes y adultos mayores, sin embargo, son precisamente los jóvenes quienes pueden sufrir los efectos secundarios de la medicación, incluso corren el riesgo de desarrollar una dependencia física al usos de sustancias tranquilizantes.

Algunos médicos tienen como primera respuesta ante un caso de ansiedad recetar calmantes, los cuales sólo atienden los síntomas físicos de este tipo de trastorno emocional, sin embargo, no solucionan la problemática de raíz, ya que la ansiedad es una respuesta del organismo a una situación que incómoda o afecta al paciente.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (INH, por sus siglas en inglés), cada día 2 mil 500 jóvenes de entre 12 y 17 años de edad que consumen por primera vez un calmante para tratar la ansiedad corren el riesgo de desarrollar una adicción a este tipo de medicamentos, pues consideran que es más fácil curar los síntomas con una pastilla, que contralar ellos mismos una crisis emocional.

El abuso de calmantes no sólo retrasa la recuperación del paciente en el tratamiento, sino que además genera una dependencia física que lo lleva a desarrollar una adicción para satisfacer las necesidades emocionales, en lugar de enfrentarlas.

Además de la dependencia física que genera el uso de fármacos, también existen riesgos para el organismo, pues una dosis alta provoca dificultades para respirar, lo que podría causar la muerte.

También el estado emocional se ve seriamente afectado, ya que la conducta se modifica al grado de que el paciente piensa que si no consume su pastilla, la ansiedad lo hará tener un carácter más hostil y violento, lo que sin duda puede ser un reflejo de una alteración química en el organismo.

Es mejor tratar la ansiedad con técnicas de relajación o meditación que proveen mejores resultados para el paciente, en lugar de que atiborrar al organismo con medicamentos que pueden ser dañinos.

¿Tienes problemas de ansiedad y estrés?

  • Existe un método sin medicamentos, totalmente natural.
  • Miles de personas con ansiedad lo han usado con éxito.
  • Un sistema que te permitirá superar la ansiedad usando tu propia mente.

Te recomendamos leer los siguientes contenidos relacionados:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies