Saltar al contenido

Nuevos estudios: Trastorno de Ansiedad Generalizada y el infarto de miocardio

Última actualización el 24 octubre, 2019

Pocos estudios han abordado la relación entre el trastorno de ansiedad generalizada y el pronóstico cardiovascular utilizando una entrevista diagnóstica. Debido a los actuales datos recopilados de hospitales públicos y privados, se han puesto en marcha nuevos estudios que intentan demostrar que niveles positivos de relación, existen entre estos dos padecimientos.

Objetivos. Evaluar la asociación entre el trastorno de ansiedad generalizada y los resultados adversos en los pacientes con infarto de miocardio.

Método. Los pacientes con infarto agudo de miocardio (n = 438) fueron reclutados entre 1997 y 2000 y fueron seguidos hasta el 2007. El trastorno de ansiedad

generalizada actual y la depresión post-infarto de miocardio fueron evaluados con la Entrevista Diagnóstica Internacional Compuesta. El punto final consistió en las mortalidades por todas las causas y los reingresos relacionados con enfermedades cardiovasculares.

Resultados. Durante el período de seguimiento, 198 pacientes presentaron un evento adverso. El trastorno de ansiedad generalizada se asoció con una tasa incrementada de acontecimientos adversos tras ajustar por edad y sexo (razón de riesgo: 1,94, IC del 95% intervalo de confianza: 1.14-3.30, p = 0,01). El ajuste adicional para las medidas de severidad de enfermedad cardíaca y depresión no cambió los resultados.

En conclusión el trastorno de ansiedad generalizada se asoció con un riesgo casi dos veces mayor de resultados adversos independientes de las variables demográficas y clínicas y la depresión. Resultados alarmantes, sobre todo para aquellas instituciones médicas que carecen de apoyo psicológico en sus salas hospitalarias.

Es importante destacar que la medicina actual evalúa diariamente cientos de posibles relaciones entre enfermedades, síntomas nuevos, etc. Es decir que la medicina de investigación y diagnóstico ha avanzado de manera notable durante el siglo XXI.

Comparte tus inquietudes con nosotros en facebook y twitter.