Saltar al contenido

¿Puede el agua de TU casa contener restos del ansiolítico Lorazepam?

Última actualización el 8 julio, 2022

¿Es posible que haya droga en el agua que bebemos?

¿Cómo podemos estar seguros de que nuestro agua del grifo no está contaminada?

Parece que la mejor forma de hacerlo es beber agua mineral o poner un filtro adecuado.

Hay un nuevo estudio que ha descubierto concentraciones del ansiolítico Lorazepam en el agua del grifo de Galicia.

Arrojados directamente al desagüe o indirectamente por una metabolización incompleta a través de la orina o heces, la presencia de estos fármacos en el agua se convierte en otro riesgo para el medio ambiente.

El trabajo realizado por el Grupo de Investigación en Salud Pública y Ecotoxicología de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid ha analizado la concentración, entre 2008 y 2009, de cinco estaciones depuradoras de A Coruña, Ourense, Pontevedra, Santiago de Compostela y Vigo y muestras del grifo en espacios públicos y privados de sendas ciudades gallegas.

En las muestras de aguas residuales de las cinco plantas de tratamiento se han detectado 12 de los 14 fármacos psicoactivos analizados, que pertenecen a los grupos terapéuticos más frecuentemente prescritos: antidepresivos, ansiolíticos y antiepilépticos.

Los resultados, publicados en la revista Gaceta Sanitaria, apuntan a la necesidad de incrementar la monitorización y vigilancia medioambiental de los ríos de las cuencas españolas así como la del agua de nuestros grifos.

Es increible que el agua que bebemos pueda estar contaminada con el ansiolítico Lorazepam. El agua del grifo puede ser segura si ponemos un filtro adecuado debajo del grifo. La otra opción es beber agua mineral.

¿Qué tipo de agua bebes?

Coméntanos tu opinión y dale al botón de «me gusta» para que más personas sepan este «secreto».