Saltar al contenido

Relajarse practicando yoga para la ansiedad y depresión.

Última actualización el 24 octubre, 2019

La lucha constante en la que estamos inmersos los occidentales contra todo, todos e incluso nosotros mismos, hace que resulte extraordinariamente difícil, que podamos mantener el equilibrio en nuestras vidas, en nuestro cuerpo y en nuestra alma. Un buen antídoto para no perder el equilibro y terminar con algún trastorno o una vez aparecido ese trastorno, es la práctica del yoga para la ansiedad y depresión. El yoga para la ansiedad y depresión, hay que practicarlo como un medio para llegar al equilibrio, no esperando que este sea la panacea que nos resolverá el desequilibrio que experimentamos.

El hombre moderno está pendiente de la sociedad, de la opinión publica, de los bienes materiales. Algunas de estas cosas son necesarias, otras son necesidades del todo artificiales. Pero unas u otras le obligan a estar constantemente asomado al mundo exterior y con una ausencia total de sí mismo.

A fuerza de trabajar en las actividades profesionales, de luchar con las circunstancias, de seguir las exigencias de los usos y costumbres que nos impone la sociedad, y siempre con la prisa por resolver los problemas de todo orden, económico, familiar, social, se va afianzando en nosotros el hábito de vivir de cara hacia el exterior, de dar importancia sólo a lo externo. Pero con ello vamos cegando nuestro sentido interno de nosotros mismos: la individualidad del alma, el equilibrio cuerpo-mente. De tal modo que aún en los pocos momentos de calma, acudimos a estímulos exteriores, diversiones sin sentido, lecturas estériles, uso de alcohol, drogas, todo menos entrar en nuestro interior.

La falta de tiempo para cuidar nuestro interior (mente y alma) nos conduce a adoptar un tren de vida en gran parte artificial, alimentando necesidades ficticias. Surgiendo finalmente estados de ansiedad, depresión y estrés. Con una práctica de yoga adecuada podríamos prevenir muchos malestares y enfermedades de carácter físico-emocional. El yoga puede ayudarnos a sanar todo lo que está dañado: el cuerpo físico, el nivel afectivo, nivel mental y el alma espiritual.

El yoga puedo proporcionarnos la preparación progresiva (el yoga es un proceso y no un producto) de la mente para pensar bien. Cuando se practica de forma sincera y regulada en el yoga, se desarrolla una mente lúcida y clara, disminuyen los sinsabores que traen consigo los momentos difíciles de nuestra vida: problemas laborales, problemas en la vida familiar, fracaso ante metas inalcanzables, etc. Con el yoga podremos hallarles solución mucho más fácilmente.

El yoga no son ejercicios aptos solo para contorsionistas, ni tampoco es estar sentado con los ojos cerrados durante largos periodos de tiempo. El yoga es una combinación de ejercicio físico, técnicas de respiración, meditación y relajación, que ayudan a alcanzar el equilibrio físico, mental y espiritual del practicante.

Son tantos los beneficios del yoga para la ansiedad y la depresión, que día a día son muchos ya, los que se suman a la práctica de esta técnica milenaria, de búsqueda del equilibrio  mediante unos ejercicios posturales, el control de la respiración y la repetición de determinadas oraciones.

¿Tienes problemas de ansiedad y estrés?

  • Existe un método sin medicamentos, totalmente natural.
  • Miles de personas con ansiedad lo han usado con éxito.
  • Un sistema que te permitirá superar la ansiedad usando tu propia mente.

Haz clic aquí para conocer el método natural para la ansiedad