Saltar al contenido

Secreto poco conocido sobre los medicamentos para la ansiedad

Última actualización el 24 octubre, 2019

Hay algo que poca gente sabe. Algo que no aparece en ningún prospecto de cualquier medicamento para la ansiedad.

Hay empresas que ponen más atención en el beneficio financiero que en el bienestar del cliente a largo plazo. Eso lo sabemos la mayoría.

Lo que muchos no saben sobre los ansiolíticos y demás fármacos es cómo usarlos para evitar daños fatales.

Una cosa es entender a la persona y crear un producto o servicio que se adapte a sus deseos y necesidades de forma saludable. Otra cosa muy distinta es analizar sus miedos y deseos, creando un producto que le roba su autosuficiencia y puede hacerle mucho daño. Además sin enseñarle a usarlo de manera óptima para poder vender más.

La perspectiva a continuación del Dr. E. Cabau nos parece muy sensata:

Todo buen médico, debe contar con el correspondiente arsenal terapéutico que le permita enfrentar las dificultades de sus pacientes. Ni medicación para todo, ni medicación para nada. La medicación es una herramienta más, y en mi caso, procuro medicar lo menos posible en la creencia de que todos tenemos nuestra propia farmacia interior, centrándome más en la promoción de la salud que en el tratamiento de la enfermedad.

Es verdad que hay ocasiones, en que es absolutamente necesario medicar; pero en ese caso, siempre hay que tener en cuenta, que estamos introduciendo en el organismo de nuestros pacientes, sustancias químicas muy potentes; que si bien son eficaces, no es menos cierto que presentan múltiples efectos secundarios, que hay que avisar y controlar.
Desde que comenzó la crisis se ha multiplicado el consumo de ansiolíticos. Muchas personas acuden a la pastilla como salvación. Es una trampa en la que cae mucha gente.
No se dan cuenta de que la medicación sólo esconde los síntomas y usarse de forma temporal para evitar daños graves (en algunos casos irreversibles).
Al consumir ansiolíticos el Dr. E. Cabau nos recomienda seguir estas recomendaciones:
En forma genérica, para ayudar a retirar y superar la adicción a las benzodiazepinas, hay que hacerlo de forma lenta y progresiva. Inicialmente se puede bajar la dosis en un 25 % y el resto, hasta su supresión total, hay que hacerlo a un ritmo de un mes por año de consumo.
Supongamos que tenemos un paciente, que lleva 3 años consumiendo  dos comprimidos diarios de Orfidal de 1 mg., en desayuno, comida y cena. En total estará tomando 6 mg. al día. Para retirarle el fármaco, lo haremos de la siguiente manera: De entrada, le reduciremos la dosis a una cuarta parte (4,5 mg. al día). Podrá tomar 1,5 mg. en desayuno, comida y cena. A partir de ahí; como lleva 3 años de consumo, necesitaremos irle reduciendo de forma progresiva esta cantidad a lo largo de 3 meses. Todo ello, irá acompañado de otras medidas nutricionales y desintoxicantes, para ayudarle a superar con éxito, su adicción y correspondiente síndrome de abstinencia.
En TSLA siempre decimos que el paso más importante es en comprender tu mente aprendiendo a acceder a tus recursos internos. Al tener eso, tendrás acceso al ansiolítico que ya llevas dentro.
Compártelo por si algún amigo necesita saber todo esto.

¿Tienes problemas de ansiedad y estrés?

  • Existe un método sin medicamentos, totalmente natural.
  • Miles de personas con ansiedad lo han usado con éxito.
  • Un sistema que te permitirá superar la ansiedad usando tu propia mente.

Haz clic aquí para conocer el método natural para la ansiedad