Saltar al contenido

Tratamiento contra la ansiedad generalizada

Última actualización el 6 julio, 2022

Un buen y efectivo tratamiento contra el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) puede incluir la utilización de formas específicas de psicoterapia y medicación determinadas. Hoy , les contamos un poco más acerca de las alternativas disponibles.

Los medicamentos son muy efectivos para mitigar los síntomas de ansiedad. Se pueden utilizar medicamentos Ansiolíticos o Antidepresivos con efecto ansiolítico (no todos los antidepresivos lo poseen). Los Ansiolíticos Benzodiazepínicos no deberían utilizarse por períodos mayores a un mes ya que con el transcurso del tiempo pueden llegar a producir acostumbramiento (tolerancia) y a una necesidad de incrementar la dosis.
Por tratarse el TAG de un trastorno de larga duración, lo más recomendable para el manejo psicofarmacológico de los síntomas de ansiedad es la utilización de Antidepresivos con efecto ansiolítico asociado. Los siguientes antidepresivos se encuentran aprobados por la FDA para el tratamiento del TAG: Escitalopram, Venlafaxina XR / LP,  Duloxetina y Paroxetina. Los Antidepresivos, a diferencia de los Ansiolíticos Benzodiazepínicos, no producen acostumbramiento (tolerancia), por consiguiente no existe riesgo de generar una adicción medicamentosa. De allí que es preferible utilizarlos en el tratamiento a largo plazo de la Ansiedad. Por otro lado la calidad del sueño generada por los Antidepresivos ansiolíticos es muy superior a la de los Ansiolíticos Benzodiazepínicos, ya que generan un sueño más profundo y reparador.
En la actualidad existen cada vez más medicamentos disponibles para el tratamiento del Trastorno de Ansiedad Generalizada. De tal manera que, si un medicamento no da el resultado esperado, generalmente hay otros que se pueden utilizar. Además, se están descubriendo nuevos medicamentos para el tratamiento de los síntomas de ansiedad, como es el caso de la Pregabalina, un ansiolítico no benzodiazepínico.

Las investigaciones también han demostrado que la Psicoterapia Cognitivo-conductual es efectiva para el tratamiento del TAG.  También son útiles las Técnicas de reducción de estrés: técnicas de relajación y respiración profunda (diafragmática o abdominal), meditación, mejor manejo del tiempo, ejercicio físico, yoga, caminar, Tai Chi y Bio-Retroalimentación (Biofeedback) para controlar la tensión psíquica y muscular. También suelen ser de utilidad cambios en la alimentación: por ejemplo, la eliminación gradual del café, bebidas estimulantes, alcohol y refrescos que contengan cafeína (bebidas cola).

De todas formas, no evite consultar con su médico particular acerca de un tratamiento contra el trastorno de ansiedad generalizada personalizado, a su medida y acorde a sus necesidades.