Saltar al contenido

Tratamientos con benzodiazepinas

Última actualización el 5 julio, 2022

Los tratamientos con benzodiazepinas tienen sus pro y sus contras, lo que significa que el médico tratante debe seguir un estricto control del paciente y su evolución para evitar que el tratamiento pierda efecto o se termine transformando en una adiccion a este tipo de medicina.

Tratamiento con benzodacepinas y adiccion

El tratamiento con benzodiacepinas no crea tanta adicción como se dice, siempre que se cumplan las siguientes pautas en el tratamiento:
• que suspensión de su administración se realice de forma gradual,
• que se hayan utilizado para fines adecuados
• que no se hayan administrado conjuntamente con otros medicamentos o sustancias depresoras del S.N.C. como los barbitúricos o las bebidas alcohólicas

Tratamiento con benzodiacepinas: Formas de administracion

El tratamiento con benzodiacepinas se realiza preferentemente por vía oral, y esta forma de administración, hace que se absorbida con facilidad, alcanzando la máxima concentración en las primeras cuatro horas. En consecuencia, su biodisponibilidad es casi completa. Además, las benzodiacepinas atraviesan rápidamente la barrera hematoencefálica y su almacenamiento se produce en el tejido cerebral y en el tejido adiposo. También puede atravesar la barrera placentaria, pudiendo llegar en forma de compuesto primario a la sangre del feto. Otra consecuencia indeseable, es su alta liposolubilidad, que posibilita llegar a la leche materna. Estas dos últimas evidencias, contraindica su prescripción durante el embarazo y la lactancia.
Los efectos adversos de las benzodiacepinas (menos del 10%) más habituales son: la sedación acentuada, somnoliencia y el déficit de la capacidad de atención y concentración, que generalmente aparecen durante la primera semana del tratamiento y que mejoran al disminuir la dosis diaria del fármaco.

Efectos producidos por el tramiento con benzodiacepinas

Las Benzodiacepinas producen un efecto inductor del sueño, que depende de la dosis prescripta. (a mayor dosis, mayor posibilidades de actuar como psicofármaco hipnótico). Su uso, sin embargo, debe circunscribirse al tratamiento a corto plazo del alcoholismo. También el tratamiento con benzodiacepinas se utiliza en la terapia de la abstinencia alcohólica aguda. Puede administrarse tanto en pacientes que padezcan esta adicción, pero que sean ambulatorios, con un cuadro de abstinencia leve-moderado, como aquellos ingresados a un establecimiento con cuadros más graves de deprivación, pero en dosis mas elevadas. Otras indicaciones del tratamiento con benzodiacepinas son las patologías que se manifiestan por trastornos de la musculatura estriada (contracciones, espasmos) en los que se requiere miorrelajación, como también en algunas formas de epilepsia.

El tratamiento con benzodiacepinas se aplica a diferentes trastornos,pero sobre todo para tratar la ansiedad ya que provoca en el paciente un efecto de sedación e induce el sueño, lo que permite que la persona se relaje y  disminuyan los síntomas.